Por:   Cortesia

Iniciar proyectos como un equipo de fútbol americano no es una tarea sencilla para cualquiera y es muy importante tener a la gente indicada para hacerlo, es por ello que para el proyecto de Rarámuris, el Head Coach Mauricio Balderrama puede ser la pieza clave para hacer de Chihuahua un punto de competencia en la LFA.

El coach Balderrama es originario de Chihuahua y comenzó a jugar fútbol americano desde muy temprana edad, desarrollándose en la defensiva como safety. En todo su crecimiento de jugador fue reconocido como uno de los mejores tacleadores del año, novato defensivo del año;  inclusive en su debut de liga mayor con los Aztecas de la UDLAP.

A los 21 años de edad, además de ser jugador, empezó a ejercer como entrenador, al ser coordinador defensivo de la intermedia en Linces de Chihuahua, donde tomó su primer reto para dirigir a la defensiva con la misma pasión e intensidad que jugaba el football.

“Saben que soy un apasionado del fútbol americano y del deporte en general, entonces por ende se logra transmitir esa misma pasión”-comentó Balderrama- “Me enseñaron desde muy joven un buen entrenador hace que los jugadores brillen, pero un excelente coach cambia la vida de lo jugadores.”

Posteriormente, en el 97 fue coach de perímetro en las Águilas UACH, sin embargo llegaría una nueva oportunidad en su desarrollo profesional dentro del mundo deportivo al tomar la Dirección General del Deporte en Ciudad Juárez en el 2007 y para el 2019, sin haberlo anticipado, se volvió a presentar la oportunidad de regresar al mundo de las tacleadas en el norte del país.

“Ver tanta gente apasionada al fútbol americano te abre mucho la visión y las ganas de hacer las cosas”-expresó- “Darles esa oportunidad a muchos de los jugadores de seguir es de las cosas que me impulsan.”

Desde que fue jugador su liderazgo fue muy notorio, algo que continúa siendo efectivo pues ha logrado darle seguimiento y una construcción a un equipo como Rarámuris, el cual se integró a la LFA a mediados del 2022, con la intención de competir para la temporada 2023.

El coach Balderrama comentó que el apoyo del gobierno y de los inversionistas ha sido un punto fundamental para facilitar el desarrollo del equipo, pero también hay que reconocer que el proyecto de Rarámuris se nota muy ambicioso con varios tryouts en Estados Unidos, así como una buena visoría al talento nacional que los pueda nutrir a su 100% .

“La competitividad que tiene la LFA es superior, es una liga ya consolidada, entregada”-comentó- “Es un honor el poder tener la capacidad de hacer una franquicia aquí en Chihuahua. Estoy muy contento, la respuesta de los jugadores, del staff de coacheo; de verdad se quieren involucrar en el proyecto.”

El tiempo en este momento es clave para la construcción de un equipo competitivo en la LFA, sin embargo, la pasión y entrega del coach Balderrama puede ser uno de los tantos motivos por los cuáles emocionarse por cómo se verán los Rarámuris en su debut.