Iván Roberto Sánchez Lugo dejó este día de ser el manejador de Dorados, quedando en su lugar Alejandro Bobadilla, quien se desempeñaba como coach de bateo, según informó el presidente de la Segunda Zona, Saúl Ramos Domínguez, de cara al segundo juego de la serie en casa de los Faraones de Nuevo Casas Grandes.

Dorados marcha con 9 ganados y 10 perdidos, en el cuarto sitio del Grupo Nones del torneo “Antonio ‘El Burro’ Barrón Simental” de la Liga Estatal de Beisbol.

La escuadra capitalina se encuentra dos juegos abajo del líder Mineros, habiendo anotado 126 carreras y recibido 102. Hasta la Jornada 6, lideró la tabla de bateo, con 0.330 y tercero en pitcheo, con 3.67 de efectividad.

Por decisión personal, el coach Fernando Albañil decidió renunciar al equipo, en solidaridad con Iván Sánchez, quedando el resto del cuerpo técnico a cargo para el segundo compromiso, esta noche.

Alejandro Bobadilla, quien hizo un receso en su carrera profesional este año, tendrá la responsabilidad de dirigir a Dorados a la calificación, cuando faltan once partidos por desarrollarse, ya que además de terminar la serie ante Faraones, seguirá frente a Indios en casa, luego visitando a los Rojos y concluir en el Monumental ante los Soles