Las Panteras de Carolina y los Broncos de Denver, dos equipos por los que no muchos hubieran apostado que al inicio de la temporada para estar en el Super Bowl 50, serán quienes disputen el título de la NFL en la celebración de las Bodas de Oro del cotejo que define al campeón de la Liga.

El duelo presentará a dos equipos relativamente jóvenes, pero uno de ellos, Denver (fundado en 1960), es ya una franquicia tradicional que estará en su octavo Super Bowl, para igualar la marca de Pittsburgh. La diferencia es que mientras los Acereros tienen marca de 6-2 en el juego grande, los Broncos marchan con 2-5.

Por su parte, las Panteras se fundaron en 2005 y estarán en su segundo partido por el Trofeo Vince Lombardi.

Denver, con John Elway como quarterback, se coronó en los Super Bowls XXXII y XXXIII contra Green Bay y Atlanta, respectivamente, además de perder en la ediciones XII, XXI, XXII, XXIV y XLVIII. Carolina llegó al XXXVIII y lo perdió 29- 32 en contra de Nueva Inglaterra.

El duelo presenta además dos estilos diametralmente opuestos en la posición de quarterback, que a la vez es un cambio generacional.

Por Denver, Peyton Manning estará en su cuarto Súper Domingo, mientras que Cam Newton jugará el primero, apenas en su quinta temporada en la NFL.

Además el joven pasador de Carolina se convertirá en el primer egresado de la Universidad de Auburn en su posición que llega al duelo por el Vince Lombardi.

Al ataque, las Panteras acabaron como la ofensiva 11 en temporada regular con 366.9 yardas por partido, pero fue la mejor de la NFL con 31.2 puntos por encuentro, mientras que Denver fue el ataque 16 con 355.5 yardas por juego y 19 en puntos anotados con 22.2 en promedio.

Mientras que a la defensa, Denver demostró contra Nueva Inglaterra por qué fueron los mejores de 2015. Los Broncos permitieron 283.1 yardas por juego y fueron cuartos en puntos admitidos, con apenas 18.5.

Carolina fue la sexta mejor defensiva, con 322.9 yardas, y la misma posición en puntos recibidos con 19.2.

Ambos head coaches, Ron Rivera de Carolina y Gary Kubiak de Denver, ya ganaron un Super Bowl como jugadores, pero Kubiak será el primero en la historia en regresar al juego grande como jugador y head coach del mismo equipo. Carolina y Denver se han enfrentado solamente en cuatro ocasiones, y los Broncos lideran la serie 3-1; el último duelo entre ambos fue en 2012 con victoria de los Broncos 36-14, en Charlotte.

Newton será el décimo cuarto jugador en llegar al Super Bowl tras ganar el Trofeo Heisman, y buscará ser el quinto en llevarse también elMVP del duelo definitorio.