Comandados por LeBron James, los Cavaliers le entregaron su primer título en 68 años a la ciudad de Cleveland al vencer en siete partidos a los Golden State Warriors en las finales de la NBA 2016.

El último título para dicha ciudad fue en 1948 cuando los Indians ganaron la Serie Mundial de Beisbol y desde entonces la ciudad no había disfrutado de tener el mejor equipo en cualquier deporte profesional de los Estados Unidos.

“¡Cleveland, esto es para ti!”, fue el grito que lanzó LeBron James mientras ofrecía sus primeras palabras tras el triunfo en la Oracle Arena.

Los Browns en la NFL, los Barons en la NHL y los Indians no lo podían conseguir hasta esta noche que los Cavaliers apagaron la maldición de 146 temporadas sin la obtención de un título.