DALLAS – Los Dallas Cowboys anunciaron este viernes el despido del coordinador defensivo Mike Nolan y el entrenador de línea defensiva Jim Tomsula.

Los Cowboys tuvieron uno de los peores desempeños defensivos de la historia de la franquicia y, peor aún, fueron criticados durante toda la temporada 2020 de evidente falta de intensidad de diversos jugadores defensivos.

“Aprecio mi relación ambos, Mike y Jim, y agradezco las contribuciones que han hecho a nuestro equipo en las difíciles circunstancias del 2020“, dijo el entrenador en jefe de los Cowboys, Mike McCarthy, en un comunicado. “Nunca son decisiones fáciles de tomar. Deseo lo mejor para ellos y sus familias en un futuro“.

Ambos entrenadores fueron contratados como parte del staff de McCarthy al finalizar la temporada anterior.

La defensiva de Dallas fue mala de principio a fin, en todos aspectos, incluyendo la falta de comunicación y de preparación de día de juego, de lo que se quejaron jugadores de manera anónima durante la primera mitad de la temporada.

Dallas recibió 29.6 puntos por partido, la quinta peor marca de la NFL; fueron los penúltimos contra la carrera, al aceptar 58.8 yardas por parte, entre las 386.4 yardas totales por juego.

Los Cowboys permitieron 258 puntos en los primeros seis partidos, la mayor cantidad desde 1954 para cualquier equipo en la liga. Al final, aceptaron 473 puntos, la mayor cantidad de su historia.

Dallas permitió 164.8 yardas por carrera promedio por juego, su segunda peor marca; atrás sólo al del año de su fundación en 1960.

Durante los últimos cuatro juegos, de los que ganaron tres, parecieron mejorar a la defensa recuperando 11 balones rivales.

Dallas terminó con marca de 6-10, fuera de la postemporada por segundo año consecutivo.