Kansas City, Missouri.- ¿Quién necesita llegar a la zona de anotación cuando Le’Veon Bell está avanzando yardas y logrando que se consuma el tiempo en el reloj, mientras que Chris Boswell establece un récord en el playoff de la NFL con seis goles de campo?

Las pocas anotaciones que permitió la defensa de Pittsburgh durante la mayor parte de ayer y una multitud de errores que cometió Kansas City, lograron que los Acereros consiguieran una victoria por marcador de 18-16 y llegaran al partido de campeonato de la Conferencia Americana.

Los Acereros, que tienen una marca de 13-5, detuvieron la amenaza de los Jefes, con marca de 12-5, para avanzar y enfrentar a Nueva Inglaterra el próximo domingo y obtener un lugar en el Super Bowl.

Los Patriotas ganaron en Pittsburgh por marcador de 27-16, aunque Ben Roethlisberger se lesionó y no jugó.

La anotación de 1 yarda de Spencer Ware logró que Kansas City colocara el marcador en 18-16.

Al principio, los Jefes hicieron una conversión de 2 puntos para empatar el partido, pero el tacle Eric Fisher –quien fue seleccionado en el primer lugar en total en el Draft del 2013– fue sancionado y falló el siguiente intento.

Cuando restaban 2:43 minutos, Justin Gilbert no ejecutó bien una patada de regreso del balón y fue tacleado en la yarda 5 de Pittsburgh.