Barcelona—¿Perdonó el Real Madrid? ¿Qué hubiera sido con Lionel Messi jugando desde el arranque?

La definición del clásico por la semifinal de la Copa del Rey quedó aparcada para el partido de vuelta en el estadio Santiago Bernabéu tras el empate 1-1 que los dos gigantes del fútbol español firmaron el miércoles.

A vista somera, el Madrid se llevó la exigua ventaja de un gol como visitante en su cruce por el torneo de copa.

“La eliminatoria está abierta, el resultado no indica un favorito claro, apuntó el técnico del Barcelona Ernesto Valverde.

Lucas Vázquez le dio una madrugadora delantera al Madrid al anotar a los seis minutos, durante un primer tiempo que fue gobernado por lo visitantes.

Pero el Barcelona eventualmente se apoderó de los hilos del partido y el delantero brasileño Malcolm igualó a los 58, luego que su compañero uruguayo Luis Suárez había remecido el poste.

Messi se quedó entre los suplentes del Barcelona hasta los 64 minutos, sacudiendo el funcionamiento azulgrana. El equipo no quiso arriesgar al astro argentino tras salir del partido de la Liga el pasado fin de semana con una lesión en la pierna derecha que no ha sido especificada.

En octubre, Messi se perdió la goleada 5-1 que el Barcelona le propinó al Madrid en la Liga, una humillante derrota que precipitó el despido del entonces entrenador Julen Lopetegui y la llegada al banquillo del argentino Santiago Solari.

Cinco meses después, este es un Madrid muy mejorado y que sacó los dientes desde el silbatazo inicial, adueñándose de la posesión y muy dinámica en el ataque liderado por Karim Benzema.

Solari optó por el juvenil brasileño Vinicius Junior en vez de Gareth Bale, con lo que Madrid fue muy peligroso por la banda izquierda.

Pero su amplio dominio inicial sólo se tradujo en el gol de Vázquez y ahora se avecino una definición apasionante en el Bernabéu a fin de mes.