Con el penal convertido por Lisa Dahlkvist, Suecia produjo el primer gran impacto del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016 al vencer en la definición por penales a Estados Unidos por 4-3 tras igualar 1-1 en el tiempo reglamentario. El encuentro se jugó el viernes 12 de agosto en el estadio Nacional, en el mediodía de la calurosa Brasilia.

A las campeonas del mundo, que por primera vez en la historia no ganarán una medalla olímpica, no les alcanzó con el atajadón de Hope Solo ante Linda Sembrant porque Hedvig Lindahl detuvo el de Alex Morgan y Christen Press erró el suyo.

Las emociones llegaron promediando la segunda parte del tiempo reglamentario, con Suecia adelantándose en el marcador y Estados Unidos igualando cuando ya los nervios empezaban a sentirse en las campeonas del mundo.

Fue la suplente Stina Blackstenius, que había ingresado en el minuto 18, la que inauguró la cuenta después de una parte inicial en la que las suecas se habían mantenido compactas en su área y salían rápido de contra. La amenaza se cristalizó con el gol de Blackstenius, que aprovechó un preciso pase a la contra de Lisa Dahlkvist con un tiro bajo y cruzado tras aguantar el tipo ante Julie Johnston (0-1, 61′).

Por fortuna para Estados Unidos, apareció Alex Morgan. La número 13 se lanzó como una fiera hacia el balón después de que el pase de Tobin Heath rebotara en la cabeza de Jessica Samuelsson y le dio la tranquilidad necesaria a su equipo (1-1, 77′).