San Francisco.— Mientras que en el cuartel general de Panthers de Carolina se respiraron aires de hastío por parte de Cam Newton, a 10 kilómetros de distancia Peyton Manning se dio tiempo para recordar a sus entrenadores y lo que han influenciado el desarrollo de su carrera.

En el último día que los jugadores estuvieron disponibles para los medios de comunicación previo al Super Bowl 50, Manning no quiso entrar en comparaciones con respecto a las posibilidades de Denver y sus alcances, si hubiera permanecido con ellos el coach John Fox [ahora en Chicago] y no Gary Kubiak, quien los comanda actualmente.

“Yo no entro en comparaciones. No lo hago”, respondió Manning sobre quien es mejor entrenador: ¿Fox o Kubiak?.

“Estoy agradecido de jugar para el entrenador Fox. Luego de un año en el que estuve fuera por lesión, no tenía mucha diversión. Llegué con varias cirugías en mi cuello. John Fox fue una gran razón por la que vine a Denver. Tuvimos un equipo especial que llegó al Super Bowl. Ahora disfruto de jugar para el entrenador Kubiak. Él nos ha llevado a esta posición. Estoy agradecido y me sentí afortunado de haber jugado y aprendido de ambos”, reflexionó Manning, quien disputará su cuarto partido por el Vince Lombardi. En todos ha contado con diferentes entrenadores en jefe.