Con gol del juarense Luis Montes, la Selección Mexicana logró imponerse 4-2 a la Selección de Paraguay para obtener su segundo triunfo consecutivo bajo las órdenes de Gerardo ‘Tata’ Martino.

México se durmió, bajo las revoluciones y por poco le pegan un susto.

La segunda y última llamada a la Copa Oro, ya que en su siguiente convocatoria el técnico definirá a los asistentes al torneo de la Concacaf. Hoy en el Estadio Levi’s, el equipo mexicano se impuso con goles de Jonathan dos Santos al 6′, autogol de Gustavo Gómez al 9′, otro tanto de Javier Hernández al 24′ y Luis Montes al 91′; por los guaraníes descontó Hernán Pérez al 58′ y Derlis González al 84′.

México pegó en las primeras tres oportunidades, en todas ellas con mucha colaboración paraguaya. El primer gol fue responsabilidad del defensor del América, Bruno Valdez, quien al intentar cortar con la cabeza un trazo largo a Roberto Alvarado terminó por ponerle un “bombón” a Jonathan, quien tuvo una de las definiciones más sencillas de su carrera.

Después, Rodrigo Rojas quiso cortar un pase de Jorge Sánchez y terminó por dejarle la pelota más cómoda al “Chicharito”, quien le ganó la posición a Junior Alonso, abrió a la izquierda a Érick Gutiérrez y éste mandó un centro raso, que Gómez mandó a su red.

Al 24′, Paraguay perdió la marca en la media, Gutiérrez alcanzó a tocar a Jonathan y éste, de primera intención, cedió a Javier Hernández para definir en el mano a mano con el arquero.

México fue muy efectivo, pero tampoco exigió demasiado al portero rival. Tuvo otra clara en el complemento cuando Érick Gutiérrez mandó la pelota al palo derecho, tras un centro de Isaac Brizuela, pero después el equipo se durmió.

A Paraguay le funcionaron dos cambios porque Miguel Almirón se combinó con Óscar Romero y éste cedió para que Hernán Pérez marcara el de la honra.

Después Almirón, un viejo conocido del “Tata” Martino porque era uno de sus mejores jugadores en el Atlanta United, le metió una plancha a José Juan Vázquez y por ello fue expulsado.

México se quiso ir pronto a los vestidores. Ya no deseó jugar. Pecó de confianza. Jorge Sánchez perdió la pelota ante la presión de Santiago Arzamendia y el balón le cayó a Derlis González, quien guardó la pelota cerca del poste izquierdo.

Al 91′, Alexis Vega peinó la pelota, al ganarle el juego aéreo a Junior Alonso, y dejó solo al “Chapo” Montes, quien dribló al portero y marcó el cuarto de la noche.

Un partido hasta cierto punto sencillo. El Tricolor se complicó solo. El “Tata” evaluará quiénes pasaron la prueba, quiénes salen con más bonos rumbo a la Copa Oro.