Los 49 de San Francisco no entra en panico y empareja el marcador en el segundo cuarto del Super Bowl ante los Jefes de Kansas City 10-10.