Ciudad Juarez, Chih.-La pugna por conseguir entradas para el juego de vuelta de la final del torneo de clausura 2017 Bravos  vs. Lobos  estuvo a punto  de salirse de control en la explanada del Museo de la Rodadora.

 

Cientos  de aficionados de la escuadra fronteriza se hicieron de palabras con la policía y llegaron a los empujones tras intentar conseguir boletos para el juego de vuelta este sábado ante Lobos Buap.

 

La gresca comenzó cuando la gente de enfrente quiso hacerse de un lugar, inmediatamente las autoridades de la SSPM trataron de calmar a los rijosos pero la situación estuvo a punto de salirse de control, sin llegar a los golpes o cuestiones que lamentar hasta el momento.

 

Todo transcurría con calma desde las 8:00 am, y fue cerca de la hora de inicio de la venta cuando todo se descontroló.