La jornada no fue del todo buena. A pesar de que Cruz Azul se quedó con los tres puntos en su visita al FC Juárez y consiguió su undécima victoria seguida, estableciendo un nuevo récord en la institución, las aficiones de ambos conjuntos en esta jornada 13 del Guardianes 2021 han quedado a deber.

Primero fue en la llegada de la tropa de Juan Reynoso a la frontera, en la que decenas de fanáticos celestes se apostraron en el aeropuerto para recibir al plantel. Más allá de las buenas intenciones, y del recuerdo que produce la visita de los ídolos de la cancha, la pandemia que azota al mundo no ha dado tregua, y se vuelve irresponsable romper con las medidas sanitarias.

Tras el arribo de los jugadores, los fanáticos se encimaron para el recuerdo de turno por medio de fotos y autógrafos, y en muchos casos, los fans carecían del tapaboca exigido, lo que se torna en posibles brotes de contagios para todos los involucrados. Sin embargo, esto no fue lo peor que se vio este fin de semana en la victoria de Cruz Azul.

La jornada no fue del todo buena. A pesar de que Cruz Azul se quedó con los tres puntos en su visita al FC Juárez y consiguió su undécima victoria seguida, estableciendo un nuevo récord en la institución, las aficiones de ambos conjuntos en esta jornada 13 del Guardianes 2021 han quedado a deber.

En esta vía, un contingente de fanáticos del Juárez recibieron con gritos, piedras y botellas de vidrio a sus similares celestes, y allí fue el comienzo de una batalla entre ambas aficiones que terminó con un detenido de los locales y varios heridos. Las cámaras captaron los momentos en que los seguidores peleaban en medio de la calle al tiempo que se insultaban y despretigiaban a sus equipos.

Las autoridades de la zona intervinieron y pudieron controlar la situación. Sin embargo, estos decidieron acompañar a los fanáticos de Cruz Azul hasta la llegada al Olímpico Benito Juárez para evitar un segundo round.