Cd. Juárez, CHIHUAHUA.- Tras la contundente victoria de 3-0 sobre Tampico Madero en el debut de los Bravos en la Copa MX, el equipo dirigido por Gabriel Caballero volvió a los entrenamientos, pensando en el siguiente partido ante Puebla también en la Copa, ya que el duelo de liga ante Dorados, correspondiente a la Jornada 3 del Clausura 2019 se reprogramó para el 23 de marzo debido a las condiciones de la cancha.

 

Los Bravos trabajaron divididos en dos grupos, los que tuvieron actividad en la Copa MX tuvieron trabajos regenerativos, mientras los que no jugaron trabajaron con balón y la parte física, pensando en estar en la mejor forma para afrontar las dos competiciones.

 

A destacar en el inicio de los Bravos en la Copa MX fue el debut de tres jóvenes surgidos de las fuerzas básicas: Armando Franco, César y Oliver Silva, incluso este último marcó el tercer gol de la noche, en una presentación de ensueño. Tras culminar la práctica, Oliver Silva habló sobre el significado de este paso en su naciente carrera:

 

“Me tocó el mano a mano con el portero, definí a segundo poste y se me dio el gol; se lo dedico a la afición, a mi familia y a todos los compañeros que siempre me apoyaron. La oportunidad se me dio, soy un jugador descarado, atrevido y quiero seguir aprovechando los minutos que me den”, comentó.

 

Fue una noche inolvidable para estos tres jóvenes, que tuvieron su presentación con el primer equipo de los Bravos, y seguramente en un futuro no muy lejanos más tendrán la oportunidad de debutar con el FC Juárez.