Luego de que finalmente, 10 judokas juarenses, fueron certificados como árbitros por parte de la Federación de Arbitraje Mexicana de Judo, no habrá necesidad de trasladarlos de otras regiones del territorio nacional a sancionar y dar certidumbre a los torneos o campeonatos programados a realizarse en esta frontera.

Oscar Emanuel Alvídrez Soto, presidente de la Liga Municipal de Judo de Ciudad Juárez, informó que durante los cursos correspondientes, participaron 20 atermarcialistas de diferentes regiones del estado de Chihuahua.

Agradeció el apoyo brindado por el Gobierno Municipal Independiente encabezado por el Alcalde Armando Cabada Alvídrez, y el Instituto Municipal del Deporte y Cultura Física de Juárez, para traer eventos de esa calidad para la preparación tanto de entrenadores y árbitros, como de competidores de Ciudad Juárez.

El Sensei presidente de la Federación de Arbitraje Mexicana de Judo, Germán Calvo, impartió las clínicas respectivas sobre las actualizaciones y modificaciones, que van desde la manera de usar la voz, la señalización, hasta cómo desplazarse en el tatami para estar al pendiente de las mayoría de las caídas posibles.

Destacó que anteriormente cualquier rozón o agarre por debajo del cinturón, era motivo de descalificación de la competencia, y que ahora es una penalización menor, porque muchas de las ocasiones ese señalamiento se daba sin querer.

“Precisamente como es pelea con continuación en el piso, era inevitable el contacto en las piernas esa fue una de las principales modificaciones”, dijo.

Cabe hacer mención que actualmente, la Federación de Arbitraje Mexicana de Judo tiene tres de ellos como prospectos para árbitros nacionales: Andrés Martínez, Luis Luján y Diana Gutiérrez.