El cierre de septiembre será de mucha actividad para los Bravos, ya que en un periodo de seis días jugarán tres partidos: ante Veracruz, América y Necaxa. Para afrontar esta parte del calendario, los Bravos han trabajado la parte física bajo las órdenes de Néstor Ibarra, quien habló sobre cómo han sido los entrenamientos:

“En esta semana que veníamos de un ciclo completo de preparación, incrementamos la carga de entrenamiento para que ellos puedan responder, y ahora que vienen semanas con doble partido hay que cuidar la recuperación más que en la carga de trabajo”, comentó.

Durante la práctica de hoy, realizada en el Estadio Olímpico Benito Juárez, ya se integró Joaquín Esquivel, quien estaba en la Selección Mexicana por lo que está el plantel completo:

“Con los seleccionados y los viajes, se convierten en un reto característico por las distancias; sin embargo vienen bien, son grandes profesionales, todos están en la misma sintonía haciendo todo para asimilar la carga y recuperarse de la mejor forma para partidos tan continuos”, dijo Ibarra.

Por último el Preparador Físico de los Bravos habló sobre el estado físico en general del plantel:

“Solamente hay algunas sobrecargas, pero realizan un trabajo diferenciado antes y después del entrenamiento, lo que nos permite trabajar el entrenamiento al parejo. Eso es una gran ventaja, porque tenemos a todos a disposición del cuerpo técnico”, finalizó.

La primera prueba para los Bravos en este cierre de mes será el domingo 22 de septiembre, cuando reciban al Veracruz en el Estadio Olímpico Benito Juárez.