Ciudad Juárez,Chih.- “Crean en ustedes mismos”,  fue el mensaje que compartió con los alumnos del Colegio de Bachilleres el deportista Rolando Cantú, el primer mexicano en convertirse en jugador de futbol americano en la NFL, durante una plática en la que invitó a los estudiantes a convertir sus sueños en realidades.

Rolando Roel Cantú, jugador retirado del equipo de los Cardenales de Arizona, para quienes jugó en la ofensiva el 2005 y 2006, impartió además una clínica para los integrantes del equipo de futbol americano Guerreros, a quienes dio consejos para mejorar sus jugadas.

Recibido por el Director General del COBACH, Miguel Primo Armendáriz Sonza, el jugador convivió con los alumnos de la institución primero en el campo de juego Guillermo “Chucus” Olascoaga y luego en el Gimnasio de Bachilleres ante alumnos de sexto semestre.

“Nos enorgullece recibir a deportistas de la talla de Rolando Cantú ya que el Colegio de Bachilleres está comprometido en impulsar la práctica de deportes entre nuestros alumnos, atendiendo siempre la política educativa del Gobernador César Duarte Jáquez”, dijo Armendariz Sonza.

Originario de Reynosa, Tamaulipas, Cantú relató cómo se desarrolló su carrera desde que era un niño y practicaba jugadas imaginarias en la calle y hasta cómo pasó por los equipos Berlin Thunder, de la NFL Europa en el  2004 y los Cardenales de Arizona, para el cual trabaja aún como Gerente de Negocios Internacionales y se hace cargo del manejo de todas las plataformas y redes sociales en español.

“Crean en ustedes mismos, no te fíes de la opinión de tu camarada, de tu tía o de tu amiga”, dijo el deportista luego de relatar que fueron muy pocos los que creyeron que un jugador mexicano llegaría a la NFL.

“Yo vengo de una familia humilde de Reynosa. Teníamos una cortina de baño en la puerta, y saber que podía mantener a mis papás a través del futbol era mi motor para ir a entrenar todos los días”, confió Rolando Cantú, el último de 7 hijos de una familia dedicada a la carnicería.

“Ustedes tienen 16 o 17 años y los próximos 6 años de tu vida son los más importantes porque si no le das al estudio vas a batallar, eso te lo puedo garantizar, y si logras prepararte y sacar una carrera tarde o temprano te va a llegar el éxito, esa es la realidad”, confió Cantú a los alumnos COBACH luego de platicarles que gracias a la beca que obtuvo del Tec de Monterrey y a su esfuerzo en los entrenamientos, todavía hoy, vive de su sueño: el futbol.

“Nunca sabes qué te espera. Échenle ganas a sea en volibol, o en matemáticas, en lo que sea, todos tienen una oportunidad de seguir su sueño”, remató.

Rolando Cantú jugó para los Borregos del Tec de Monterrey, ayudando a ese equipo a conseguir varios campeonatos nacionales de la ONEFA. Tuvo la oportunidad de ser parte del equipo campeón del World Bowl XII, el Berlin Thunder.

Fue asignado a los Cardenales como parte del Programa Internacional de Equipos de Práctica de la NFL. Fue parte del equipo en el primer partido oficial de la NFL realizado fuera de Estados Unidos, pero solo estuvo en las líneas laterales, ya que no entró en acción. Se convirtió en el primer jugador egresado de la ONEFA que logró jugar en la National Football League y en el primer mexicano que juega en la NFL sin ser kicker.

En enero de 2008 fue contratado por el equipo de Arizona, pero en una posición ejecutiva, como Gerente de Negocios Internacionales de los Cardenales.

Desde ese puesto ha seguido apoyando al fútbol americano de México, organizando desde 2003 el “Campamento Rolando Cantú” para niños, realizado en su edición más reciente en 2011 en el Estadio Gaspar Mass de los Auténticos Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, equipo de la ONEFA