El pugilista juarense Miguel “ Mickie” Román rompió su silencio días después de su dolorosa derrota frente a la campeón  Miguel Ángel “ Alacrán” Berchett que tuvo lugar en el Gimnasio Don Haskins de El Paso, Texas .

 

El boxeador fronterizo  salió totalmente abatido del inmueble de los Mineros de UTEP y no quiso dar ninguna entrevista a ninguno de los centenares de medios que acudieron al evento.

 

Días después, a través de las redes sociales la página , el oriundo de esta localidad da las gracias a sus aficionados y pide tiempo para analizar su futuro: “Necesito tomar algún tiempo para reflexionar y pensar sobre el futuro”.

 

“Quiero darle las gracias a todos los fanáticos que han estado ahí, no solo en los grandes momentos sino también en los más difíciles” , dijo Román

 

Las palabras no pueden describir lo mucho que significa para mí su apoyo y amor. Regresar, no sólo para pelear sino para ganar, fue la meta en la que me enfoqué por completo el año pasado. Sin embargo, algunas veces, aun cuando te preparas y lo das todo por algo que realmente deseas, las cosas no se dan como las tienes planeadas”, destaco el juarense .

 

Agrego, Román “Necesito tomarme un tiempo para reflexionar y pensar sobre el futuro. Gracias por creer en mí y por entender”, finalizó el boxeador  que culmino la contienda abatido por la duro combate ante  el monarca quien reconoció al término de la pelea lo “guerrero” que fue el fronterizo.