Como parte del Apertura 2022, los Bravos de Ciudad Juárez recibieron a los Tigres de la UANL, en el Estadio Olímpico Benito Juárez, en un partido donde los locales cayeron ante los pupilos de Miguel Herrera por marcador 0-1 en la Jornada 5 de la Liga MX.

Los Bravos llegaron al duelo luego de lo que parecía un arranque prometedor en el torneo, pero que ha ido a menos semana a semana, por lo que los dirigidos por Hernán Cristante urgían de lograr su segunda victoria de la temporada.

Por su parte, Tigres arribó al encuentro en busca de ampliar la racha positiva, después de la derrota de Cruz Azul en su propio estadio, logrando recomponer el camino con tres triunfos consecutivos y con la ausencia de Florian Thauvin debido a su ruptura fibrilar en el muslo, aunque esto no fue un factor y los Felinos lograron llevarse el encuentro.

En un estadio que lució con poca asistencia, Juárez inició el encuentro en busca de sacar ventaja a su localía, sin embargo, Tigres se acercaba más a la portería rival y trabajaba mejor sus oportunidades de gol.

En el encuentro los fronterizos no le pusieron el camino fácil a la visita y lograron mermar su ataque, sin dejarse intimidar por su ritmo de juego, frustrando los intentos de tiros a portería de los universitarios.

Sin embargo, con el paso de los minutos y las condiciones climáticas, con temperatura de 33 grados centígrados y fuertes ráfagas de viento, el ritmo de juego iba disminuyendo y los de la UANL cada vez estaban más cerca de concretar su primer gol del encuentro.

Por su parte, los pupilos de Hernán Cristante no lograban mover el balón y su trabajo meramente defensivo mermó notablemente en su ritmo y condición.

André-Pierre Gignac tomaba la batuta y conseguía romper el cero a cero del encuentro con un remate dentro del área para darle a los felinos la ventaja al minuto 47’ e irse al descanso arriba en el marcador por 0-1.