Luego de la primera nevada del año, Ciudad Juárez se pintó de blanco, lo que provocó que el FC Juárez se viera en la necesidad de posponer su entrenamiento.

La temperatura alcanzó los -1 grados centígrados con sensación térmica de -5 por los fuertes vientos, misma situación que sorprendió a los ciudadanos.

Así mismo, varios automóviles se vieron cubiertos por una capa de nieve, tras las precipitaciones del lunes por la noche, que han dejado varios estragos.

Sin embargo y pese a dicho panorama, los ‘Bravos’ se presentaron en el estadio para sostener su práctica habitual con bufandas, guantes y chamarras.