Cortesia

Tuvieron que pasar solamente dos años para que la Universidad de Stanford regresara a El Paso, diez para que lo hicieran las Panteras de Pittsburgh, pero 86 para que estas dos universidades se volvieran a enfrentar en la historia del futbol americano colegial y lo harán el próximo 31 de diciembre en la edición 85 del Sun Bowl.

“Estamos muy alegres que esos dos equipos van a jugar aquí, ambos son equipos de poder nacional y creo que es algo bueno para nuestros aficionados y también para la televisión nacional. Creo que ayudará a colocar a El Paso en el mercado, son dos buenos equipos y creo que será un gran juego”, dijo Bernie Olivas, presidente de la Asociación del Sun Bowl, momentos después de haber hecho el anuncio de los equipos que jugarán en esta frontera.

Las Panteras de Pittsburgh dominan la serie ante el Cardenal de Stanford, 2-1, siendo las dos victorias en temporada regular, pero remontándose la primera al 30 de diciembre de 1922 cuando ganaron 16-7 en California, y la segunda al 26 de noviembre de 1932 con victoria 7-0 en la ciudad del acero.

El único triunfo de Stanford se presentó en un partido de postemporada, el 2 de enero de 1928, cuando ganaron en el Rose Bowl, 7-6.

Para el Cardenal esta será la décima ocasión consecutiva que disputen un partido de Tazón, lo cual representa un récord de escuela. Además es su aparición número 30 en tazones y el quinto viaje al Sun Bowl.