Después de que Gabriel Hachen, ex jugador de los Bravos de Juárez, fuera sancionado con un año de suspensión por agredir a un árbitro, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) falló a favor del jugador argentino, quien vio reducido su castigo.

Según información de César Luis Merlo para Super Deportivo, la sanción de Hachen se habría reducido de un año a siete meses, por lo que el próximo 15 de agosto podría volver a las canchas con un nuevo equipo.

La declaración del TAS habría señalado que la sanción que la Federación Mexicana de Fútbol le impuso al ex jugador de los Bravos era excesiva, ya que Gabriel Hachen no tenía antecedentes negativos previos al “manotazo” que le propinó a un silbante.

Al estar cerca el término de su contrato y debido a su situación, los Bravos de Ciudad Juárez dieron por terminada su relación con Hachen, quien ahora puede negociar con cualquier otro equipo que desee, ya que es agente libre.