Con el plantel de la salvación desmembrándose, sin noticias en el horizonte sobre si Paco Palencia continuará o no como director técnico, las ofertas de compra por el equipo no cesan en el cubil.

El lunes, el columnista de El Sol de Puebla Pepe Hanan revelaba el presunto interés de Alejandra de la Vega Arizpe, dueña de los Bravos de Juárez, por hacerse del club licántropo con el fin de llevárselo de Puebla después del curso 2019-2020 de la Liga MX.

A finales del Clausura 2019, Palencia en su última rueda de prensa aclaró que Lobos se quedaba por lo menos un año más en la Angelópolis, o al menos eso le habían dicho lo directivos, publicó El Sol de Puebla.

No es la primera vez en la cual a La Manada se le relaciona con Juárez, e inclusive los jerarcas norteños habrían dado señales de hacerse de una franquicia de la Primera División tras perder (1-0) la final de Copa con América hace un mes, “estaremos en el máximo circuito antes de lo previsto”, señaló entonces uno de los dirigentes del club fronterizo.

El futbol de Primera División se extinguió de Ciudad Juárez en el 2010, tras el descenso de los Indios. El club desaparecería por completo del panorama futbolístico dos años después, luego de ser desafiliado por la Liga/Ascenso MX por adeudos.

Aunque el juego regresaría a la frontera en 2015 con la creación de los Bravos de Juárez.

No es la primera vez en la cual a La Manada se le relaciona con Juárez, e inclusive los jerarcas norteños habrían dado señales de hacerse de una franquicia de la Primera División tras perder (1-0) la final de Copa con América hace un mes, “estaremos en el máximo circuito antes de lo previsto”, señaló por entonces uno de los dirigentes del club fronterizo.

El futbol de Primera División se extinguió de Ciudad Juárez en el 2010, tras el descenso de los Indios. El club desaparecería por completo del panorama futbolístico dos años después, luego de ser desafiliado por la Liga/Ascenso MX por