Ciudad de México—Un dominante América no pasó problemas y le propinó una paliza de 6-1 a Pumas el domingo por la noche para clasificarse a la final del torneo Apertura mexicano, donde se verá las caras ante Cruz Azul en un choque entre dos de los equipos más populares del país.

El ecuatoriano Renato Ibarra abrió el marcador a los ocho minutos, el paraguayo Bruno Valdez concretó su séptimo gol de la temporada a los 28, el colombiano Roger Martínez le siguió a los 35, el argentino Guido Rodríguez agregó una anotación a los 47, Diego Lainez sumó otra a los 50 y el argentino Emanuel Aguilera convirtió un penal a los 71 minutos para concretar la goleada ante su odiado rival.

América avanzó a la final con una pizarra global de 7-2 y se medirá ante Cruz Azul para dirimir un campeonato de Liga por cuarta ocasión en la historia. Las anteriores finales entre ambos se realizaron en la temporada 1971-72, cuando ganó la Máquina, pero después las Águilas festejaron campeonatos en la campaña 88-89 y en la del Clausura 2013.

“Fue un partido redondo, el equipo fue inteligente, se suelta para hacer un partido que creo que raya en la perfección y eso es lo que buscábamos para pasar a la última fase”, dijo el entrenador de las Águilas, Miguel Herrera. “Nuestro orgullo está intacto, le cumplimos a la afición y estamos contentos, pero faltan dos juegos”.

“Se vienen partidos que se van a disputar con todo, pero tengo un equipo concentrado y consciente de que hay que buscar este último resultado”, agregó Herrera. “Después del 2-1 sólo hubo un equipo en la cancha, que encaró, que manejó los tiempos y ya llegamos a las instancias donde queríamos, que es a pelear por un título”.

La Máquina procurará coronarse por primera vez desde el Invierno 97, cuando conquistó el octavo campeonato de Liga para sus vitrinas.

Con el resultado, las Águilas extendieron a 12 su racha de partidos sin derrotas ante Pumas, que los venció por última vez en el Clausura 2015. También el equipo de Miguel Herrera sigue sin perder desde la sexta fecha de la campaña regular, una racha de 15 encuentros.

Pumas, que terminó el partido con 10 hombres por la expulsión a los 80 de Alan Mozo, vio ahogado su deseo de avanzar a una final por primera vez desde el Apertura 2015, cuando quedó subcampeón.

“Estamos muy adoloridos y muy avergonzados por el resultado, hicimos un mal juego y cometimos demasiados errores, así es imposible aspirar a ganar un partido tan difícil, sumando que ellos fueron asertivos y contundentes, pero no hay pretextos”, dijo el entrenador de los universitarios, David Patiño. “Tenemos mucha tristeza y una gran decepción porque sentimos que le fallamos a la afición”.

América tomó la ventaja casi de inmediato cuando el ecuatoriano Ibarra recibió un pase de Lainez por la banda derecha, entró al área y anotó con un tiro rasante que superó al portero Alfredo Saldívar.

Pumas no desesperó y encontró el empate a los 24, cuando Pablo Barrera mandó un centro por izquierda hacia el área donde el paraguayo González conectó un remate de cabeza que entró pegado al poste derecho del arquero argentino Agustín Marchesín.

América recuperó la ventaja en una jugada de tiro de esquina en la que el paraguayo Valdez superó a su marcador y anotó con remate picado por el centro de la portería.

Las Águilas ampliaron su delantera aprovechando una pifia del portero Saldívar, quien intentó salir con los pies, pero le entregó la pelota a Ibarra, quien lo eludió y mandó un centro hacia el corazón del área, donde Martínez se lanzó una media tijera para poner las cosas 3-1.

América le dio rumbo al choque justo en el arranque de la segunda mitad en una jugada de tiro de esquina, en la que Rodríguez tomó una pelota botando en el área y conectó un potente disparo que entró al costado derecho de Saldívar.

Poco después las Águilas le dieron tinte de paliza al encuentro en una jugada de contragolpe en la que Ibarra mandó centro por derecha hacia el área chica, donde Lainez llegó a chocar la pelota para poner la pizarra 5-1.

Después de eso, el español Alejandro Arribas empujó dentro del área a Martínez para un penal que fue convertido por Aguilera con un potente disparo por el centro del arco para terminar de sepultar a Pumas