Ciudad de México.- El boxeador mexicano Saúl Álvarez dio positivo en niveles bajos de clembuterol, examen a los que se sometió de cara a la pelea que sostendrá el 5 de mayo frente al kazajo Gennady Golovkin.

Daniel Eichner, director del Laboratorio de Investigación y Exámenes de Medicina Deportiva (SMRTL), explicó que los resultados que dio el pugilista están en el parámetro por carne contaminada en México.

Los organizadores de la pelea confirmaron que el encuentro sigue en pie y que se les seguirán realizando exámenes a ambos boxeadores.

“Estos niveles están todos dentro del rango de lo que se espera de la contaminación de la carne”, dijo.

Al respecto, Álvarez afirmó que es “un atleta que respeta el deporte y esto me sorprende y molesta, pues nunca me había sucedido (dar positivo en una prueba antidopaje)”.

“Me someteré a todas las pruebas que me exijan para aclarar esta bochornosa situación y confío que al final se impondrá la verdad”, estableció.

Tras conocer los resultados, la promotora Golden Boy los dio a conocer a la Comisión Atlética del Estado de Nevada y a Tom Loeffler, promotor de Gennady Golovkin.

El último mexicano que dio positivo en el tema de carne contaminada fue Luis Nery cuando se agenció el año pasado la corona Gallo del CMB al noquear en Japón. No hubo sanción y solamente se le siguió vigilando con más exámenes, algo que se haría en este caso con Saúl.

Cabe recordar que el clembuterol ha sido un problema con antecedente en el deporte nacional, pues en 2011, durante la Copa Oro, cinco futbolistas de la Selección Mexicana dieron positivo en esta sustancia.

El clembuterol es una anabolizante que hace engordar en forma artificial al ganado y que en la industria farmacéutica se usa en medicamentos en combinación con Ambroxol para enfermedades respiratorias y a los deportistas les sirve como broncodilatador.