CIUDAD DE MÉXICO.- En un partido con muchos errores, Pumas logró imponerse 3-2 a Querétaro, con doblete del argentino Juan Dinenno, para debutar con victoria en el torneo Guardianes 2020, con el interino Andrés Lillini en el banquillo, tras  la sorpresiva renuncia de Míchel.

Querétaro dominó los primeros minutos y Alfredo Talavera debutó en el arco felino con mucho trabajo, con una atajada destacada a disparo del ecuatoriano Jonathan Betancourt, que meta desvió a tiro de esquina.

El mismo Tala volvió a cerrar la cortina en un tiro libre, y fue hasta el minuto 17 que Pumas tocó por primera vez la puerta con un disparo de Jerónimo Rodríguez en el que el arquero Gil Alcalá voló para desviar el balón.

Al 40’, de nueva cuenta Talavera se puso la ‘capa de héroe’ y en el área chica le tapó con la pierna un remate a Ángel Sepúlveda.

Sin merecerlo, pero antes de ir al descanso Pumas se fue al frente en un tiro de esquina tras un doble cabezazo de Nicolás Freire que después remató Juan Dinenno a poste contrario, para el 1-0 de la UNAM.

El segundo tiempo inició con algunos avances de ambos equipos, pero sin generar mucho peligro, pero la primera polémica surgió cuando el árbitro acudió el VAR para revisar una patada de Alfonso Luna con los tachones sobre la cara de Nicolás Freire, que se decretó que era una infracción merecedora de tarjeta roja.

Poco pudo aprovechar Pumas la ventaja numérica, luego de que el propio Freire marcó un absurdo autogol, al querer regresar la pelota sin ver la colocación de Talavera, quien estaba a un costado y quedó lejos sin posibilidades de evitar la caída de su portería.

Universidad Nacional recuperó la ventaja tras la entrada de Juan Iturbe, quien en un desborde por el sector izquierdo lanzó un tiro-centro potente en el que buscaba a Carlos González, pero se encontró el pecho de Daniel Cervantes y el esférico salió rumbo a la red, en el segundo autogol de la tarde.