Trabajando duro y con el objetivo de hacer historia en Río de Janeiro, el entrenador chihuahuense, Miguel Ángel Rodríguez Gallegos, se declara listo para asistir a sus primeros Juegos Olímpicos como entrenador del también chihuahuense Horacio Naca Reza en la prueba de los 50 km de Marcha.

 

Miguel Ángel Rodríguez cuenta con una gran experiencia tras haber asistido como atleta a cuatro Juegos Olímpicos desde Barcelona 1992 en los 50 km, pasando por Atlanta en 1996 en los 20 km, regresando a los 50 km en Sídney 2000 donde tuvo su mejor sitio (séptimo), y Atenas en el 2004, donde compitió en los 50 kilómetros de Marcha.

 

Para el 2012, tras concluida la fiesta en Londres, Miguel Ángel y Horacio Nava coincidieron luego de haber entrenado juntos desde 1999 hasta el 2004, “Este ciclo olímpico es muy importante y significa mucho para mí, porque Horacio venía muy lesionado y cuando nos topamos, platicamos y regresamos a trabajar juntos. Lo primero era salir de esa lesión crónica, eso hacía muy complejo que él pudiera pensar en Río en ese momento, pero se repuso, trabajamos la parte emocional, psicológica, fue motivándose para salir en cada una de sus participaciones”, recordó el entrenador olímpico.

 

Representar al estado en la máxima fiesta es de suma importancia para el estratega, ya que su preparación y la mayoría de sus concentraciones las han realizado en tierras chihuahuenses, “Es muy significativo porque entrenamos aquí en Chihuahua, hemos ido adaptándonos a lo que son nuestras condiciones geografías como altura sobre el nivel del mar, clima, presión atmosférica. Hay varios grupos que están muy interesados y que participan en los eventos de marcha atlética y estamos generando desde aquí (Chihuahua) recurso humano para poder enfrentar compromisos a nivel mundial”, señaló Rodríguez Gallegos.

 

Los resultados hablan por sí solos, pues el andarín Horacio Nava ha mejorado considerablemente su marca personal, “Este ciclo es muy importante, Horacio ha mejorado su merca personal tanto en 20 como en 50 kilómetros, yo espero que llegue (a Río) con mucha fuerza y entusiasmo, creo que podemos estar en los primeros 8, pero estando ahí todo puede pasar”, declaró con respecto a la posibilidad de conseguir una medalla en la máxima justa veraniega.

 

“Tenemos la ventaja de estar en América, y ahora con lo estrictos que están respecto a los dopajes eso nos va a poner más parejos y aumentan nuestras posibilidades. Se espera una temperatura templada, con humedad, pero haremos procesos de aclimatación en distintos lugares, primero en Mazatlán, con entrenamiento largos, luego estaremos por Bolivia en una ciudad que tiene un clima muy similar a Río”, dijo.

 

El entrenador Miguel Ángel Rodríguez y el marchista Horacio Nava participan el próximo 19 de agosto en los 50 kilómetros, “Espero que sea un resultado muy bueno, habrá que evaluar cuando termine la prueba, pero inicia el de Tokio (2020), hay varios chavos que pueden estar, entre ellos Horacio, salvo que él tome otra decisión”, finalizó el cuatro veces atleta olímpico.