Familiares, amigos, profesores y compañeros de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) dieron ayer el último adiós a Martín Alejandro Loera Trujillo, que fue asesinado la tarde del jueves en una plaza comercial.

Los servicios fúnebres del deportista se llevaron a cabo ayer en un recinto ubicado sobre Paseo Triunfo de la República y Lago de Pátzcuaro, donde sus seres queridos lloraban su muerte.

Martín Alejandro era un especialista en las pruebas de velocidad, y se alistaba para buscar su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se realizarán entre julio y agosto.

Sin embargo, sus sueños quedaron truncados cuando fue ejecutado a balazos en una plaza comercial de la avenida Insurgentes, casi esquina con Plutarco Elías Calles.

Junto al féretro de Martín se colocaron dos fotografías que le fueron tomadas mientras hacía deporte; además colgaron una medalla al lado de ellas.