Gracias al sacrificio y al trabajo constante, el equipo de Indios Racing se reunió con el Rector Juan Ignacio Camargo Nassar, para llevar a cabo una presentación sobre su automóvil de transmisión variable continua que han desarrollado durante 11 años, aspirando obtener el triunfo en la próxima edición del evento Baja de la SAE International que se llevará a cabo del 16 al 19 de mayo, en Gorman, California.

Es organizada por la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE en Inglés) y está dirigida a estudiantes de ingeniería y diseño industrial de las universidades públicas y privadas como UNAM, IPN, La Salle, ITESM, UAEM, Anáhuac, UACJ, UP, UPAEP, CEDVA, entre otras.

Desde el 2008, Indios Racing es un grupo de 21 alumnos de diversos programas del Instituto de Ingeniera y Tecnología que diseñan y fabrican vehículos de producción confiable, ergonómicos y económicos, con la finalidad de que sean útiles en un mercado de usuarios recreativos.

Pese a las adversidades que se les han presentado en el camino y pese a que el equipo ha sufrido la salida de varios de sus integrantes incluido su fundador, el profesor Jesús Silva, quien, desde la ciudad de Cuauhtémoc, Chihuahua los sigue asesorando, la motivación y las ganas de sobresalir nunca los ha vencido.

De tal forma, las autoridades académicas se encuentran enteradas del desempeño del equipo, así como el agradecimiento por parte de los estudiantes por los apoyos recibidos durante cada participación.

En su mensaje, el Rector expresó sus felicitaciones por haber sido seleccionados para acudir a esta competencia y los alentó a seguir por ese camino y lograr sus metas.

“Me da mucho gusto y me siento orgulloso del trabajo de todos ustedes y los logros que han obtenido y como en toda carrera y, no me refiero a una carrera en particular, sino en todo el transitar de los proyectos, hay caídas y hay momentos en el que hay que levantarse y reflexionar. Lo importante es seguir en la batalla”, comentó Camargo Nassar.

Por su parte, José Muñoz, estudiante de Ingeniería en Sistemas Automotrices y capitán del equipo mencionó que es un trabajo difícil, pues no es la única actividad que desarrollan y dividir el tiempo les ha resultado complicado.

“Le hacemos como podemos, todos trabajamos, todos tenemos escuela y luego todos los problemas en la casa y la novia, pero siempre buscamos la manera de sacar adelante el proyecto, dijo Muñoz.

“Sábados y domingos nos reunimos todos, y entre semana los que podemos avanzamos con pendiente”, menciona César Quiñones, piloto del vehículo.

Asimismo, la labor de estos estudiantes no es únicamente construir  un prototipo, sino que además deben incursionar en otras ramas ajenas en su carrera, pues debido a lo costoso del material que utilizan, varios de ellos se dedican a buscar patrocinios, sumando una actividad más a su agenda.