Los Seleccionados de Estados Unidos arribaron a México para el juego contra la Selección Mexicana, que forma parte de la eliminatoria rumbo a Catar 2022. En su arribo al hotel de la CDMX, se negaron a firmar autógrafos a dos aficionados que los esperaban desde temprano.

Los aficionados que esperaron el arribo de la Selección de Estados Unidos intentaron obtener el autógrafo de Gio Reyna, del Borussia Dortmund, y Christian Pulisic, del Chelsea, pero personal de seguridad del equipo estadounidense los apartaron, además que los jugadores no hicieron caso a las peticiones de sus seguidores.

El equipo que dirige Gregg Berhalter llegó un día antes a México, vía chárter, y con un operativo de seguridad compuesto por ocho elementos de la Secretarìa de Seguridad Ciudadana, que custodiaban a los dos camiones del Aeropuerto Benito Juárez a un hotel de la Avenida Paseo de la Reforma.

Los jugadores de inmediato fueron internados al hotel, para evitar contacto con la prensa o aficionados, debido a que por la tarde irán a hacer un reconocimiento a la cancha del Estadio Azteca.

cORTESIA Espn