Alebrijes de Oaxaca venció en penales a Bravos de Juárez tras un 2-1 en el partido de vuelta para proclamarse campeón de la división de plata.

Cuarto penal. Édgar Hernández hincado festejando la atajada y Rodrigo Prieto, hincado, lamentando la falla. Misma postura, emociones diferentes. Fue una hazaña. Los Alebrijes de Oaxaca se coronan campeones del Ascenso MX, tras empatar a dos tantos en el marcador global y superar a lo Bravos de Ciudad Juárez en la tanda de penales.

El partido en el Estadio Olímpico de Juárez tuvo el clímax hasta en los últimos minutos. En el tiempo de reposición, cuando parecía que el gol que anotó Alebrijes en el partido de ida definiría el campeón, Raúl Enríquez consiguió el tanto que mandó a tiempo extra. Un tiro libre que dejó parado a Édgar Hernández y se coló al arco visitante.

En el tiempo extra habría un par de goles más. Bravos de Juárez festejó antes de tiempo. En un contragolpe, al minuto 114, Lucas da Silva envió un centro que Rodrigo Prieto convirtió en el 2-0 en el Olímpico y 2-1 global.

La algarabía de Juárez provocó el despiste. Dos minutos más tarde, en un saque de banda, Rodrigo Noya mandó el balón al área, rebotó en un defensa de Juárez, hubo recentro y el central Daniel Cervantes empujó para el 2-2 global, marcador que enviaba la final a la tanda de penales.