El futbolista tapatío Marco Fabián fue separado ayer de los Bravos del FC Juárez, luego de hacerse públicos unos videos en los que aparece en una fiesta junto al cantante Adso Alejandro, con lo cual rompió los protocolos de sanidad aprobados por la Liga MX y los clubes.

Por su parte, La Liga MX informó también a través de un comunicado que este jueves turnaron a la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol el caso de Fabián para que se investigue y se determine lo correspondiente.

El jugador de 31 años de edad llegó a los Bravos en agosto del año pasado cuando el Apertura 2019 ya había iniciado y desde su llegada la afición se manifestó en redes sociales con comentarios que recordaban el gusto de Marco Fabián por las fiestas.