Alberto Herrera marcó en el cierre del partido Los Bravos y Ricardo Ferretti salieron vivos del Estadio Cuauhtémoc, al igulaa 1-1 ante Puebla, en la jornada 8 que los hace mantener su invicto.

Con la novedad de que Tuca por fin pudo alinear a su tridente ofensivo, con Diego Rolán, Darío Lezcano y Maximiliano Silvera, los Bravos salieron con una postura más adelantada en su visita al líder Puebla, pero la falta de ritmo y el no haber jugado juntos en lo que va de torneo, le costó a Bravos al inicio del partido, que tenía poca claridad.

Por su parte Puebla, que salía como amplio favorito, se estrellaba una y otra vez contra el muro defensivo impuesto por los fronterizos, dando como resultado mucha lucha en medio campo pero poca profundidad, siendo prácticamente un día de campo para el portero Hugo González.

Pocas jugadas de peligro, pero tres amonestaciones, resumen lo que fue la primera mitad. El VAR no estuvo disponible en este partido, debido a fallas técnicas, por lo que se jugó sin la tecnología.

En el complemento los Bravos sorprendieron, y apenas al 48′ armaron una buena jugada por banda derecha, que terminó con diagonal de Silvera a Fernando Arce, quien llegó de frente y remató de primera intención para vencer al guardameta de La Franja y poner el 0-1 para sorpresa de los aficionados.

Como ya es costumbre el Puebla está acostumbrado a venir de atrás, y comenzaron a merodear el área, hasta que al 70′ y tras una serie de rebotes Alberto Herrera remató de cabeza para poner el balón lejos de Hugo González y poner el 1-1.

El esfuerzo hecho por los juarenses no dio para reaccionar, pero sí para cuidar el resultado, sabedores de la importancia de sumar, por lo que con pocas emociones se esfumaron los últimos minutos y terminaron igualando a un gol.

Este resultado deja al Puebla con 18 unidades, a expensas de lo que pase para saber si mantienen el liderato; por su parte FC Juárez llegó a 8 puntos y son décimos de momento.