Esto provocó jaloneos contra Carioca, quien no se alejó del problema y encaró a sus rivales, mientras sus propios compañeros intentaban calmarlo; sin embargo, el árbitro Marco Antonio Ortiz ya le había mostrado la tarjeta roja directa.

El Clásico Regio que se llevó Tigres con un marcador de 2-1, tuvo ánimos encendidos en la recta final, tanto así que Rafael Carioca se vio involucrado directamente con el técnico de Monterrey, Javier Aguire, quien se interpuso para evitar (con poco éxito) que creciera la situación.

El conato sucedió en el tiempo de compensación, cuando Carioca punteó un balón cerca del ‘Vasco’ y un jugador Rayado saltó en molestia.

Aguirre, por intentar separar junto al propio Ricardo Ferretti, extendió el brazo y le puso la mano en la cara a Carioca, lo que molestó todavía más al futbolista sudamericano.

Lo más lamentable de la pelea entre Tigres y Rayados en el Volcán, es que la árbitro asistente número dos, Karen Janett Díaz, se llevó un golpe mientras discutían y manoteaban Carioca y Funes Mori ante los intentos de Carlos Salcedo por calmar a su compañero.

Karen se encontraba demasiado cerca de la discusión, vigilando en todo momento a los involucrados por si debía reportarle algo al árbitro central.

Al final, solo un minuto se compensó de la situación una vez que Rafa Carioca salió de la cancha, sin que hubieran más expulsados en el conato de bronca, para que finalmente Tigres saliera victorioso del Clásico Regio.

La pasión desbordada que se vivió en la cancha se trasladó a las afueras del Volcán, donde se captaron algunos enfrentamientos entre aficionados de ambos equipos después del partido.